Nota técnica: El segundo cerebro

Hoy en día, la ciencia multiplica las investigaciones para conocer mejor lo que se considera como un órgano en sí mismo y hasta un segundo cerebro.  Se trata del denominado “microbiota” que interviene y regula numerosas funciones biológicas y metabólicas.

El microbiota de un individuo, sea hombre o caballo, es constituido por una comunidad muy compleja de microorganismos repartidos a lo largo de las mucosas del tubo digestivo. Su número se aprecia en miles de millares por mililitros de contenido digestivo.  En el caballo adulto, el ciego y los distintos segmentos del colon albergan lo esencial del microbiota.

La función esencial del microbiota consiste en la digestión de las paredes vegetales cuya degradación provee al caballo la mayor parte de sus nutrientes.

El microbiota del caballo agrupa 5 familias de microbios:.

  • Los protozoarios debido a su gran tamaño, fueron los primeros en ser identificados. Su papel en la digestión intestina no esta claro todavía
  • Las bacterias, más numerosas y variadas
  • Los champiñones muy variados y con grandes capacidades para degradar la celulosa pero según mecanismos poco estudiados
  • Las arqueas: tienen papel en la producción de metano a nivel del colon
  • Los virus: como bacteriófagos, desempeñan papel de regulación de las poblaciones bacterianas

EQUILIBRIO DEL MICROBIOTA Y  LA SALUD

La salud de cada individuo, se encuentra íntimamente ligado al equilibrio de su microbiota. Los principales factores que interactúan e influyen sobre este último son:

  • Factores propios al individuo: cada individuo posee un microbiota propio
  • Factores exteriores ligados al medio ambiente: naturaleza y variaciones de régimen alimenticio, naturaleza de los forrajes consumidos, equilibrio forraje/concentrado, composición del concentrado (contenido en almidon, proteínas, materias grasas), estrés del transporte, trabajo intenso, tratamientos con antibióticos y antiparasitarios, fases de separación como el destete.

INTERÉS DE LOS PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

Imponemos a los caballos situaciones que comprometen el equilibrio de su microbiota, pero es posible sostenerlo con el aporte de probióticos y prebióticos por la alimentación.

Los probióticos
Son bacterias beneficiosas que limitan la proliferación de microorganismos nocivos y contribuyen también a la digestión de los alimentos.  Su uso obedece a la regulación europea que los define como micro organismos vivos que proveen una ventaja para la salud del huésped cuando se ingieren en cantidad suficiente.

Clasificados como aditivos en la categoría de los estabilizadores de la flora intestinal, mejoradores de la estabilidad, se denominan generalmente levaduras vivas. Su incorporación debe ser mencionada y titulada (en número de unidad formando colonia por kg) sobre la etiqueta de los alimentos que los contienen.

El aporte de probióticos permite enriquecer el microbiota con nuevos microbios, para fortalecer el conjunto.

Los prebióticos: FOS fructooligosacaridos, MOS Oligosacáridos Mananos  e Inulina actúan como sustratos específicos para estimular el crecimiento de ciertos constituyentes del microbiota. Asimismo, favorecen el desarrollo de una flora benéfica en el seno del sistema digestivo.  Al igual que los probióticos, se encuentran en los alimentos destinados a los grandes deportistas sobreexpuestos y también a los futuros atletas cuyo joven y frágil microbiota se está constituyendo.


BUENAS PRÁCTICAS COTIDIANAS PARA PRESERVAR EL MICROBIOTA DEL CABALLO

Elección de los componentes de la ración:

  • Agua clara y templada
  • Aporte de forrajes
  • Pastoreo con buen mantenimiento
  • Henos bien conservados
  • Aporte de concentrados
  • Mezcla variada de materias primas para movilizar y mantener la actividad del microbiota en su conjunto

Respetar buenas prácticas de distribución

  • Distribuir forrajes al menos una hora antes de los concentrados o 2 horas después a menos que disponga de forrajes a voluntad
  • Fraccionar las comidas para que los animales ingieran cantidades compatibles con sus capacidades digestibles: la cantidad en kilos por comida no puede ser mayor a 0,5% del peso vivo, sea 2,5 kg de alimento máximo por comida para un caballo de 500 kg.
  • Esperar 1 a 2 horas después de una comida para trabajar el caballo
  • Efectuar una transición de ración (cambio de alimento, largada a pastoreo) progresiva (10 días)

 

Fuente: Catherine Rabau Lic. en Ciencia Animal y consultora de Nutrición Equina

 

 

Posted in: